formosamar

    Idioma

Ría Formosa

El Parque Natural de la Ría Formosa es uno de los lugares más sorprendentes del Algarve, no sólo por su variedad de paisajes, también debido a su ubicación única. Recientemente elegida como una de las 7 Maravillas Naturales de Portugal, esta es una de las tres áreas protegidas que no se puede perder durante sus vacaciones en el Algarve. Se trata de una laguna costera única que cambia constantemente debido al continuo movimiento de vientos, corrientes y mareas.

Clasificado como un Parque Natural en 1987, la Ría Formosa abarca un área de unas 18 000 hectáreas y está protegido del mar por cinco islas barrera y dos penínsulas: la península de Ancão ( llamada Isla de Faro), la Isla Barreta también conocida como Ilha Deserta, la Isla de Culatra (donde se encuentra el faro de Santa María), la Isla de Armona, la Isla de Tavira, la Isla de Cabanas y, por último, la Península de Cacela. Esta impresionante área se extiende a lo largo de la costa sotavento del Algarve a través de los municipios de Loulé, Faro, Olhão, Tavira y Vila Real de Santo António.

Debido a estas características naturales y su ubicación geográfica fue incluido en la lista de humedales de interés mundial definido por la Convención de Ramsar. En esta área protegida puede presenciar muchos habitas diferentes como islas barrera, pantanos, marismas, islotes, dunas, salinas, lagunas de agua dulce, zonas agrícolas y bosques que mantienen un una impresionante diversidad de flora y fauna.

Un paraíso para los observadores de aves, la Ría Formosa es considerada un área importante de aves (IBA) y es parte de la red Natura 2000. Esta es una de las áreas más importantes para las aves acuáticas en Portugal, aloja de forma regular más de 20.000 aves durante el período invernal. La zona también es muy importante como punto de escala en las rutas de migración entre África y Europa y provee refugio para especies raras en Portugal, como el Calamón, el símbolo de este Parque Natural y para otras especies emblemáticas como el colorido flamenco.

En este parque natural podemos encontrar otras especies en peligro de extinción como el camaleón - un reptil que sólo existe en el sur de Portugal y el caballito de mar, donde tenemos la mayor población de caballitos de mar del mundo.

La Ría Formosa es también conocida por el perro de agua portugués, una raza nativa del Algarve y casi amenazada de extinción hace algunas décadas.

Debido a sus aguas poco profundas, la laguna es también un vivero de varias especies oceánicas para pasar sus primeras etapas de vida, algunos de ellos de alto valor comercial. El marisqueo es también una actividad de gran importancia económica durante las mareas bajas de la Ría Formosa. Este trabajo extremadamente duro es responsable de casi el 80% de las exportaciones de almeja portuguesa.

Hay mucho que descubrir en esta área protegida. Venga a un paseo guiado, un paseo en bicicleta, una lancha o en un kayak y familiarizase con este paraíso en el Algarve.